Inicio Talento Vivo Viviana Gibelli

Viviana Gibelli

1268
0
Compartir

Ahora con W

 

Es ella quien maneja sus redes y escribe en su página Web. Una artista que ha pasado por: modelaje, actuación… un disco; animación y conducción. Actualmente en radio y de vuelta a la televisión. Entiende que hay múltiples vitrinas para conectarse y ha evolucionado con los medios.

 

Por: Daniela Buceta Pepe

Fotos: cortesía Iván Dumont

 

www.vivianagibelli.com fue su idea. “Hay nuevas formas de comunicarse y si no te adaptas, estás fuera. Por eso surgió mi inquietud de crear el site. Allí tengo un espacio: Vivir Viviana, donde escribo sobre lo que me funciona y lo comparto”, comentó la animadora. “En la vida no hay fórmulas, es lo que a cada quien le funciona”, es la frase de bienvenida a su portal. Además cuenta con la colaboración de profesionales de la salud: terapeutas, médicos; economistas; expertos en familia. También tiene el canal de YouTube y las redes sociales: Instagram, Facebook, Twitter, que son manejadas por ella: dando ese toque tan cercano y familiar que tanto la caracteriza.

Afirma que sigue apostando por Venezuela. “El país me ha marcado… este período en especial. Cuando finalice habrá otra manera incluso de publicitar las cosas con una confianza diferente. Volverán muchas marcas. Yo agradezco a la vida porque siempre me ha dado oportunidades maravillosas y sigo aquí. Comencé a trabajar con Unión Radio hace 2 años y medio. Lo disfruto plenamente y me encanta por ser un medio tan rico, donde tengo mucha libertad de hacer lo que me gusta”. Todos los días de 11:00 a 1:00 de la tarde por Onda la Súper Estación. Y desde noviembre de 2016 su más reciente proyecto con la señal internacional IVC: Viva Viviana, que se transmite en el 235 de Directv y 427 en EEUU. Allí explota su género favorito, la entrevista. Fue una propuesta del canal y no dudó aventurarse. Adicionalmente, la novedad: ¡el Viva Móvil!, con muchas risas incluidas. Afirma que por los momentos con estos dos trabajos “está full” pero no se cierra a la oportunidad de nuevos emprendimientos.

“Puedo hablar de algunos rasgos resaltantes: familiar, coherente, perseverante. No me gusta quedarme en la zona de confort. Asumo retos. Siempre salgo a buscar cosas nuevas. No me quedo sentada. Y ahora toca adaptarse a las nuevas tecnologías para sobrevivir”. ¡No para!

 

Las marcas que lleva

“Tengo que creer en el producto que anuncio. Me daría mucha vergüenza recomendar algo que no he probado. Soy de las que almuerza con los clientes. Visito la fábrica… entonces se entabla una amistad. El trato es directo. Muy personal y me involucro con el proceso creativo”. Una de las características de las firmas con las que trabaja es el historial laboral. Son empresas familiares, serias, con trayectoria. Entre ellas: Alimentos El Tunal, Alimex, Calidex. En la última protagoniza el spot con sus hijos. “No los he involucrado en más comerciales por falta de tiempo, pero sí me lo han sugerido”, señaló que le gusta trabajar con ellos pero respeta sus tiempos.

Las marcas interesadas en tenerla como talento o imagen deben hacer el contacto directamente con ella y después las negociaciones sí pasan a manos de su manager. Pero es muy activa en todo el proceso creativo. A sus clientes los apoya en sus redes y con post de elaboración propia: de su experiencia con el producto. “A mí me llama la agencia y participo en el brain storming. Me he ganado el privilegio de poder opinar. Ya me conocen y saben cuál es mi forma de enfocar la publicidad pero ¡eso sí, zapatero a su zapato! respeto su trabajo y atiendo a las opiniones de los expertos. Hacemos un equipo entre el cliente, la agencia y yo”.

Una suma de todo

Cuando habla sobre su experiencia y los trabajos que han marcado su carrera asegura ser una suma de todo. De una Viviana que sale en pantalla por primera vez en el Miss Venezuela, para instalarse en las casas de los venezolanos. Primero en las mañanas acompañando el café con Complicidades. Luego trabajó en varios programas para niños: País de caramelo y El circo de las cómplices; siempre bajo la tutela de Joaquín Riviera, su mentor. Después la compañía se volvió estelar con su participación en varias novelas. Se extendió luego hasta la media noche con el programa diario de la cadena Univisión en Estados Unidos: Viviana a la media noche, que representó la internacionalización de su carrera. En simultáneo, los sábados la cita fija durante más de una década fue con La guerra de los sexos. Con tantos años compartidos ya estaba a la altura de Confidencias, otro programa de entrevistas donde contó con la participación de Ismael Cala, entre muchos personajes.

Salir de Venevisión estuvo muy lejos de ausentarse de la casa de los venezolanos, al contrario, la artista asegura que su experiencia en el canal la ha tomado para aplicarla en todos los nuevos proyectos en los que actualmente se encuentra. Y que son estos los que la han hecho aún más cercana: las redes sociales aquí toman el protagonismo. Se le suma a su carrera profesional la maternidad, por lo que ahora hay un vínculo que la relaciona más con el público: 2 millones de seguidores así lo confirman. Madre, trabajadora y 2.0 definitivamente en sintonía con la imagen de la mujer venezolana.

 

Compartir
Artículo anteriorColisión colombiana
Artículo siguienteQuick-Press