Inicio Talento Vivo Karl Hoffman

Karl Hoffman

45
0
Compartir

Analogías actorales en el proceso de ventas

“Decidí estudiar nuevamente por si me tocaba algún día agarrar mis maletas”… : y la gerencia le dijo ¡hola! Así entendió que son muchas las herramientas con las que cuenta un actor que necesita un vendedor.

Por: Daniela Buceta Pepe

Fotos cortesía: Sirius Comunicaciones Estratégicas

Ya como piloto graduado quiso estudiar Ingeniería Aeronáutica en la Simón Bolívar para complementar. A mitad de carrera le tocó meter una materia humanística obligatoriamente: fue teatro la que escogió… “Me dije a mí mismo que si abandonaría mi carrera sería con el compromiso de ¡hacerlo en serio!” El título de director del Centro Integral de Capacitación Actoral (CICA), ahora también en Panamá, es solo una muestra de su dedicación.

Karl Hoffman comenzó como locutor de un programa radiofónico dedicado a la cultura y el espectáculo, que creó con la intención de conocer gente. “Desde el comienzo utilicé la publicidad como una herramienta de vida, el programa era el medio para darme a conocer y tener mis contactos. Pero estaba muy claro de algo: tenía que aprender a vender para poder pagar el espacio. Yo hablaba de golfeados y tornillos (los dos únicos anunciantes que conseguí) en un espacio de arte… pero ¡funcionó!”, aseguró entre risas el actor. Su ascenso fue rápido. El medio artístico atravesaba una época dorada en Venezuela: 45 obras de teatro, 29 novelas, 13 películas. Recordó a modo de cultura general que para ese momento Venezuela era el 2do país después de México donde se hacía más doblaje. Hasta que “el viernes negro” le vaticinó tiempos de cambio. “La actuación estaba perdiendo ese boom de los años 80. Decidí estudiar nuevamente por si en algún momento me tocaba agarrar mi maleta y tener una alternativa. Así fue como me matriculé en Gerencia de Producción en la Unearte. Luego hice una especialización en Mercadeo Empresarial en la Universidad Central de Venezuela y completé con una Magistratura Empresarial”, contó Hoffman. Para tener ingresos extra dictaba cursos y talleres de presentaciones orales efectivas donde apliqué mis conocimientos actorales así como de manejo de la voz, dicción y oratoria a las gerencias de las compañías”.

¿Qué relación hay?..

“¡Mucha!” explica Hoffman, quien recientemente ha desarrollado un conversatorio que dicta en Panamá, sobre las herramientas actorales aplicadas a la gerencia. “Nosotros todos los días salimos a vender. Ya sea productos o servicios. Y cuando vendemos adoptamos una postura … allí la primera analogía: ambos se meten en el personaje, cada uno en escenarios distintos… de cara al público dejan de ser ellos mismos para asumir una posición, una conducta, una estética determinada que apoye el mensaje que se desea transmitir. Para hacerlo de forma eficiente, el actor cuenta con una serie de herramientas y tiene un proceso de comunicación importante que también lo tiene el vendedor. Algunos ejemplos de analogías actorales en el proceso de venta son: la construcción del aspecto físico, la observación, el análisis, el trabajo sensorial, la voz y la dicción”. ¡Interesante! y útil.

CICA desde 2005

A la par de sus seminarios de gerencia, Hoffman también daba clases de actuación en distintas escuelas, sus alumnos lo seguían y sentían mucha empatía tanto por su persona como por la cátedra. Fue cuando la esposa le planteó la idea de crear una escuela propia. Así nació: CICA, el Centro Integral de Capacitación Actoral ubicado en la Torre del Colegio de Médicos de Caracas. Allí crearon lo que él y sus estudiantes llaman “El Oasis” (3 salas de teatro equipadas). Desde hace dos años se internacionalizó montando otra sede de CICA en Panamá, adaptando la oferta a ese mercado. “La idea principal era dar clases de actuación pero Panamá es un país pequeño que tiene poca o nula producción de TV. Sin embargo, hay un movimiento teatral bastante importante: 6 teatros y cada uno monta al año 2 obras grandes. También hay mucho campo en el área de animación y conducción de programas, así como en radio (cuentan con más de 100 emisoras), entonces hemos diversificado y volcado nuestra oferta hacia esos dos campos. CICA Venezuela se mantiene y frente a la situación actual también hemos ampliado el pensum con cursos de locución. Además franquiciamos ‘La Nueva Voz’: el primer reality radial que se transmite por Play 95.5 FM, que busca locutores a través de una competencia y formación del talento participante. El ganador final tendrá su propio espacio radiofónico. Ya está en proceso la segunda etapa. Como nuevo proyecto también en desarrollo: ‘La Nueva Cara’, que es el mismo concepto pero para la búsqueda de animadores de programas televisivos”.

El actor y empresario comentó además que “La Nueva Cara” se está desarrollando como propuesta piloto en Panamá. En Venezuela ya se presentó a dos canales. Está a la espera de aprobación, además con miras a franquiciarlo también en España y Colombia.

Su visión sobre la situación actual del gremio actoral es de aplausos de pie a los artistas venezolanos que buscan alternativas buenas pero más sencillas a las grandes producciones, valiéndose, por ejemplo, de la comedia o el micro-teatro. “También el cine se presenta ahora como una gran oportunidad para los actores venezolanos. Ha tenido apoyo financiero y se están desarrollando nuevas películas. Todo es cíclico… toca esperar”.

Compartir
Artículo anteriorChicago Jazz Festival 2017
Artículo siguienteRon Carúpano