Inicio Perfil de Gerente Nathaly Gerbino

Nathaly Gerbino

494
0
Compartir

Por los caminos del éxito

Audaz, perseverante y luchadora son solo algunas de las palabras que describen a esta profesional de la estética, que desde muy joven decidió emprender su propio negocio. Hoy cuenta con un destacado centro de belleza, que se expande y busca la internacionalización. A continuación una retrospectiva de la gerente P&M del mes.

Por: Gabriella Delgado Petit

Fotos: cortesía Nathaly Gerbino

“Desde pequeña mis padres me enseñaron que hay que trabajar duro por nuestros sueños, ser perseverantes y sobre todo a nunca olvidar de dónde vinimos. Nací y crecí en Caracas, soy hija de dos contadores inmigrantes y tengo 3 hermanos, dos por parte de papá y otra que me regaló la vida. Estudié en el colegio Santiago de León, soy orgullosamente Santiagueña.

Empecé en el mundo de la estética desde muy pequeña, apenas tenía 15 años. Me inicié maquillando y poco a poco fui aprendiendo.

Mis papas se preocuparon porque en esa época no era una carrera reconocida y querían que sacara un título que me respaldara, así que cursé paralelamente Administración de empresas, profesión que me ha ayudado mucho para dirigir mi negocio.

Mi preparación en estética la comencé en la academia Carmen Vidal. Estudié cosmetología y trabajé con el Dr. Carlos Hoyer, quien fue un gran profesor. Luego me dediqué a hacer cursos en Estados Unidos. Me encanta ir a congresos y nunca dejar de aprender, creo que mantenerse actualizado y nutrirse de la experiencia de otros colegas es enriquecedor. Actualmente me encuentro sacando mi Medical Aesthetic en el Florida Medical College en Miami, junto con una especialización en láser.

El despertar de un proyecto

A los 19 años quise crear un centro de estética, donde mejoráramos la apariencia de las personas, pero que a la vez cuidáramos su salud. En ese momento la estética estaba agarrando más importancia en Venezuela, pero observaba que la esteticista invadía campos de otras áreas, por ejemplo daba dietas, y los médicos ocupaban los espacios de la esteticista.

Así que quise hacer un local que contara con un equipo multidisciplinario, donde desde un inicio combinamos esteticistas, dermatólogos, nutricionista, cirujano plástico y un endocrinólogo.

De esta manera nace Medilight, al principio no fue fácil, estaba muy joven y a veces las personas dudaban de mí, pero poco a poco les fui demostrando todo lo que era capaz de hacer.

La eficacia de nuestros tratamientos nos permitió ir creciendo con el paso de los años. Muchos de los que me acompañaron desde el comienzo siguen conmigo, mi personal es mi otra familia.

Hoy somos un centro de medicina estética y adelgazamiento. Nos dedicamos a tratamientos para mejorar la grasa corporal, disminuir la celulitis, la flacidez, mejorar la apariencia de la piel. Contamos con un revolucionario tratamiento para reparar hasta 70% las estrías. También nos dedicamos a sanar el rostro y cuidarlo al ofrecer desde la tradicional y típica limpieza de cutis, con tratamientos de radiofrecuencia, hidrataciones y todo lo relacionado con rejuvenecimiento láser, hasta técnicas como Botox, Ulthera.

Trato siempre de traer la última tecnología en equipos y desarrollos para poder ofrecer lo más reciente. Mi mejor publicidad ha sido el boca a boca, ya que a los pacientes les gusta el resultado y nos recomiendan.

Actualmente estamos buscando internacionalizar Medilight y crear una nueva sede en Venezuela, ya en la de Chacao nos quedamos pequeños”.

Mirada personal

¿Podría definirse usted misma?

Entusiasta, optimista, luchadora y perfeccionista.

¿Qué es lo que más le agrada de su trabajo y lo que menos disfruta?

Amo mi trabajo, Medilight es mi refugio. Lo que más disfruto es la alegría de mis pacientes cuando logramos juntos los objetivos y ver las fotos de los antes y después. Lo que menos me gusta son las pacientes que les encanta inventar con rellenos pocos seguros, luego los médicos y yo sufrimos para tratar de ayudarlas.

¿Un personaje con el que le gustaría almorzar y por qué?

Con dos médicos de Beverley Hills, porque me encantan sus técnicas y cómo crean nuevos protocolos, ellos son: el Dr. Jason Emer y el Dr. Simon Ourian.

¿El mejor día de la semana?

Lunes, me encanta la energía de esa jornada, todos empezamos la semana con nuevas metas.

¿Su princesa Disney favorita?

¡Bella!!!

¿Una película venezolana?

Libertador, para mí fue muy bonito verla porque su productora, María Alejandra Guerrero, es mi paciente, así que me sabía todo el tras cámara y a través de ella entendí todo el esfuerzo que hicieron por lograr esa gran producción. Cuando la vi en el cine me sentí súper orgullosa de ella y de todo su equipo.

¿La decisión más difícil que le ha tocado tomar?

Aprender a delegar… me costó mucho delegar a mis pacientes de Medilight.

¿Qué no debe hacer nunca una mujer?

Abandonarse, veo muy frecuentemente como muchas de mis pacientes se descuidan por atender su carrera, hijos, esposos etc. Creo que siempre tenemos que buscar alguna actividad que nos ayude a sentirnos bien con nosotras mismas y que nos eleve el autoestima.

¿Una fecha inolvidable y por qué?

Las fechas de nacimiento de mis hijos, ellos son mi motor y quienes me inspiran a ser cada día mejor.

¿En qué época le hubiese gustado vivir?

En la de Cleopatra, en esa época buscaban la belleza a través de aceites esenciales y métodos naturales.

¿Su mayor fantasía?

Tomarme un año para viajar por el mundo con mis hijos.

Un concierto inolvidable?

Luis Miguel, fue el primer concierto que fui.

¿Hasta qué edad creyó en Santa Claus?

Nunca he dejado de creer en él, es mi fecha favorita del año …

¿Cuál es su opinión sobre la situación actual de Venezuela?

Para mí es sumamente retadora. Me ha enseñado que debo reinventarme cada día, me ha hecho valorar lo fácil que era todo antes… Pero sobre todo he aprendido a no rendirme y que siempre debemos buscar otra salida. He tenido que hacer malabares para no bajar la calidad de nuestros servicios. Ha sido todo un reto ya que las máquinas y los productos con los que trabajamos son todos importados. También esta situación me ha servido para entender cómo mantener motivado a mi equipo. Creo que dentro de lo malo ha sido muy enriquecedora.

¿Su lugar preferido para las vacaciones?

Disney, mis hijos y yo lo amamos además me encanta toda su filosofía, cada vez que voy aprendo mucho de cómo manejan a su personal, marketing, etc., es una inyección de inspiración para mí.

¿La persona que más extraña?

Mi hermana Valentina, que se fue a Madrid hace dos años y no la he vuelto a ver, la extraño cada día …

¿Una canción que le moleste?

El reggaetón vulgar.

¿La vergüenza más grande que ha pasado?

Cuando me saludan y se olvida de dónde conozco a la persona.

¿Cómo es su entorno familiar actual?

Tengo 14 años de matrimonio y 3 maravillosos hijos ¡que amo con locura!

¿Su eslogan de vida?

Son varios, uno de los principales es de Walt Disney: ‘Todos los sueño se pueden hacer realidad’. Y otro es: ‘Para brillar no hay que opacar a nadie’.

Compartir
Artículo anteriorVivoPlay
Artículo siguienteLa Dolce Vita