Inicio Perfil de Gerente Dra. Cristina Premerl

Dra. Cristina Premerl

111
0
Compartir

Más allá de la medicina estética

Detrás de cada cicatriz hay una historia y esta especialista trabaja para darle un final feliz.

¡Alto! la medicina estética se ha banalizado en sentido literal, porque se piensa que “cualquiera” con hacer un curso exprés puede llevar el título de “especialista” lo que le ha restado importancia a esta rama dentro del gremio médico. A esta causa le hace frente la doctora: Cristina Premerl, médico cirujano egresada de la Universidad Central de Venezuela (UCV), con un diplomado en medicina estética y fotónica.

“Cuando consigues que un paciente quemado (mis casos más cercanos han sido niños) sonría frente al espejo; o que una mujer, a quien el cáncer le ha dejado una herida de batalla en el pecho, recupere su seguridad femenina: está muy lejos de verse como un acto banal. Tiene un efecto psicológico importante que influye también en el estado de salud de la persona tratada… además de hablar de salud cutánea de la piel. Y es aquí donde la medicina estética, especialidad que año tras año adquiere una mayor dimensión, entra en acción: con sus recursos, producto de la formación científica y médica continua que nos permite destacarnos con nuestros tratamientos médicos y el abordaje que hacemos a la parte cognitiva para mejorar las secuelas que marcan el espíritu y devolver a la sociedad personas sanas de mente, y con la menor consecuencia física posible. Soy médico de trabajar en grupos multidisciplinarios, y cuento con un gran equipo auxiliar en la especialidad, integrado por cosmetólogos y esteticistas de reconocida trayectoria. Me considero altamente exigente al igual que valoro la calidad humana y profesional, que aunado a mi supervisión directa es garantía del éxito en mis tratamientos”.

Caraqueña de nacimiento. Egresada de la escuela José María Vargas de la UCV como cirujano. Título al que después le sumó una especialización en medicina estética  de la Fundación de Estudios para Medicina Estética. Complemento ideal para su posterior especialización: el diplomado en foto-medicina de la Universidad Autónoma de Barcelona, en Barcelona España. Y el diplomado en la Universidad de Los Andes en Mérida,  (ULA), sobre disección de cabeza y cuello. Siempre apasionada por la estética, la belleza, la asimetría y la proporción.

En la actualidad tiene un consultorio médico en Caracas Venezuela, en la Clínica La Floresta y se ha destacado en el tratamiento de cicatrices postquirúrgicas aplicando la foto medicina. “Le ofrecemos al paciente la opción de un tratamiento no invasivo, esto quiere decir sin necesidad de una cirugía, solo a través de láser, donde se hará un remodelado de la cicatriz que mejorará la textura, el color, el grueso, incluso las molestias como escozor o ardor que se presentan con frecuencia”, explicó la doctora, quien además comentó que es importante abordar cada caso partiendo de la pregunta: ¿qué desea mejorar? “Detrás de cada cicatriz hay una historia y detrás de estas historias hay una realidad que puede ser postquirúrgica: sea estética o no, y que muchas veces causa frustración en los pacientes. Son frecuentes los casos de mujeres que después de hacerse una operación estética quedan con cicatrices indeseables: ya sea mamoplastia por aumento o reducción, liposucción, etc. Así como también cesáreas o pacientes con antecedentes de cáncer de mama. Nuestro trabajo va también en la ayuda psicológica de la paciente para la aceptación de ese cambio en su cuerpo”. La especialista además especificó que lo recomendable es comenzar con el tratamiento después de 3 meses de la lesión. Y aclaró que el número de sesiones dependerá de la cicatriz.

De lo social a lo especial

Todo comenzó por su interés de colaborar con su socia, quien lleva una fundación de niños quemados: “yo me encargaba de la recaudación de fondos a través de la organización de eventos y la búsqueda de aliados. Luego comenzaron a referirnos pacientes de bajos recursos operadas de cáncer de seno a quienes en la actualidad seguimos tratando ad honorem y así se corrió la voz en el gremio y los cirujanos plásticos de clínicas privadas reconocieron mi trabajo y también me recomendaban con sus pacientes”, contó la profesional de la salud. Ya son 10 años trabajando en esta área, que le han valido el reconocimiento internacional, como muestra fue llamada para ser ponente de uno de los eventos más importantes de su especialidad: El Congreso de Medicina Estética de Medellín 2018. Para continuar con su formación profesional, actualmente se encuentra en Madrid, España realizando un curso de ENDORET en técnica de plasma rico en plaquetas y plasma gel de un sistema cerrado; una novedosa herramienta que aplicará en sus tratamientos para cicatrices.

Algunos datos curiosos:

¿Cuál es su hobby?

  • Me encanta leer novelas románticas (se ríe mientras hace esta pequeña confesión). Además de limpiar porque tengo una obsesión con el orden y la limpieza.

¿Cómo se describes?

  • Parece mentira pero tengo un lado masculino bien marcado. Soy amante de los jeans, el campo, el fútbol: los domingos me encanta ver deportes. Amo los atardeceres, la playa el vino y cada día despierto con mucha energía y pensando en positivo

¿Un sueño?

  • Sueño con un país libre en democracia plena, donde los ciudadanos asuman su rol y con políticos de nivel intelectual y moral adecuado.

¿Una canción?

  • Todas las de Armando Manzanero: “Por debajo de la mesa acaricio tu rodilla…”

¿Una película?

“La vida es bella”.

¿Una máxima?

“Al ayudar a los demás te ayudas a ti mismo. El que hace bien, le va bien”.