Inicio De película Fábrica de Cine V forma cineastas de Derechos Humanos

Fábrica de Cine V forma cineastas de Derechos Humanos

430
0
Compartir

Nuevamente la  fecha que se estableció para la cuarentena por el Covid-19 en Venezuela, coincidió con el lanzamiento de los cortometrajes documentales de la tercera edición del programa social Fábrica de Cine, promovido, desde 2017, por el Circuito Gran Cine. Y sucesivamente ha modificado la dinámica del proyecto por dos ediciones: la cuarta y esta quinta que podrá ser apreciada por el público a partir del próximo viernes 29 de octubre de 2021, a través de las plataformas digitales de Gran Cine. En Instagram y Twitter: @gran_cine en YouTube y Facebook Circuito Gran Cine y en el sitio web www.grancine.net .

Producir películas documentales desde casa, con sesiones a través de la aplicación Telegram, envíos de materiales por correo y combinar eso con rodajes presenciales con extrema bioseguridad ha sido la dinámica seguida por todo el equipo encargado del programa y a su vez por los talleristas; a saber, Omar Mesones, director de este programa social, Juan Díaz, productor de las sesiones y Millicent Jiménez, coordinadora académica de Fábrica de Cine. Todo avalado y apoyado por la Junta Directiva de la organización encabezada por Bernardo Rotundo y María Helena Freitas, presidente y directora general, respectivamente, de Gran Cine y bajo la asesoría de Migdalia Muñoz e Iván Zambrano Bencomo.

El rango de edades estimado para cada edición nunca ha sido excluyente de participantes que excedan el mismo. De hecho, en recientes ediciones Fábrica de Cine ha recibido participantes que rondan los 40 años de edad, aunque no es una cifra promedio de las edades de los talleristas. A la bioseguridad presencial, en esta edición, se sumaron participantes que no tuvieron la oportunidad de movilizarse de sus zonas de residencia, en el interior, del país, y, sin embargo, completaron sus películas. El resto de los participantes provino en esta ocasión de sectores como Pérez Bonalde, Catia, Filas de Mariche y otras localidades del estado Miranda. Asimismo se contó con la participación del grupo de docentes que se han sumado a este proyecto, destacados en Derechos Humanos y Cine.

 

Entre los cortometrajes de la V fábrica del cine, se encuentran:

Crónicas del hambre, dirigido por Carol Guevara, trata de las diversas asociaciones sin fines de lucro que han surgido para enfrentar las dificultades de alimentación que sufren muchos sectores de la población venezolana. La problemática del acceso a la gasolina, en un país paradójicamente productor, es abordada en Esto no es normal, de Isabela Herradas y Matías Peñuela. La vulnerabilidad del personal médico ante el contagio de covid-19 es expuesta en Médico/Paciente, de Daniela Marín. Distintas voces exponen la incertidumbre ante el porvenir de sus vidas en un país en crisis en Futuro in cierto, de Víctor Blanco. La desinformación, la falta de educación y orientación está muy presente en una sociedad cuyos jóvenes sufren las consecuencias a la hora de ejercer su sexualidad, es lo que plantea Elizabeth Pauline Monsalve en A. Sex. Gúrate. Finalmente el tema de la diáspora venezolana es abordado en Migración forzada, derecho a la identidad de Adriana Castillo.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here